Durante los días el 6 al 7 de abril, la localidad axarqueña de Periana celebra la vigésima edición de su tradicional fiesta gastronómica en torno al aceite verdial, una variedad que aprecian los grandes chefs por su cuerpo, aroma y sabor. Durante la última campaña se produjeron 3 millones de litros de aceite de oliva en esta localidad, a partir de los 14 millones de kilos de aceituna recogidos.

El olivo posee hojas perennes y gruesas con un característico color verde oscuro brillante. La flor, blanca y dispuesta en racimos, florece en los meses de abril y mayo. Las aceitunas, que son su fruto, maduran durante el verano hasta diciembre, aunque la recogida se produce en otoño.

El aceite AOVE (Aceite de oliva virgen extra) que producen estos árboles es uno de los zumos de aceituna más reconocidos del mundo, extraído mediante procesos de elaboración tradicional heredados de sus antepasados. Una producción centrada en Periana, una bella localidad que concentra el 90% de la producción ecológica de aceituna verdial de toda la comarca. Se trata de una variedad autóctona con características organolépticas únicas, que ha recibido numerosos premios internacionales. Algunos ejemplares de olivo alcanzan los mil años de antigüedad.

En muchos pueblos de la Axarquía, los vecinos organizan su vida en torno al olivar, fuente de su sustento. A comienzos del otoño, las familias se reúnen para cosechar la aceituna de forma manual y natural, golpeando las ramas y recogiendo, en lonas o plásticos, los frutos que caen.

El olivar es una gran fuente de riqueza para esta comarca. Actualmente se prima sobre todo la calidad, por lo que el cuidado y selección de los frutos se realiza con cuidado y pulcritud, plenamente conscientes de que su jugo será un alimento fundamental en la dieta mediterránea propia de esta región.

Hoy bien sabemos que el aceite de oliva supone un remedio natural adecuado para combatir problemas de corazón, reducir la presión arterial, eliminar dolores de cabeza, aliviar la tos y aminorar problemas digestivos.

Cómo se elabora este preciado oro líquido de Periana

  • El proceso de recogida y producción de tan estimado aceite comienza con más de ochocientas familias que cuidan y miman los trescientos mil olivos centenarios y los ejemplares milenarios que se encuentran en el municipio.
  • Una vez recogida la aceituna sus distintas variedades y calidades se separan para que lleguen a la almazara por separado, donde se almacenan en tolvas distintas.
    El proceso de molturación se realiza diariamente sobre 150 000 kilos, de modo que se evite la fermentación de la aceituna.
  • A continuación se extrae el aceite, un proceso que se realiza a temperatura ambiente para que dicho aceite no pierda ninguna de sus propiedades de color, olor y sabor.
  • Por último, todos los aceites producidos se someten a estrictos controles de calidad, para asegurar un resultado excelente y homogéneo en cada gota. Los análisis químicos, el control de las características organolépticas y las catas de clasificación, contribuyen a producir uno de los AOVES más reconocidos de España.

Aceite de Periana

Este exquisito oro líquido de comercializa a través de dos empresas:
La Coop. San Isidro de Periana y Aceites de Mondrón. La calidad está garantizada.