En la localidad de Periana, uno de los bellos pueblos que conforman la comarca de la Axarquía, el este de la provincia de Málaga se encuentra uno de los escasos reductos de olivos milenarios en España. Algunos ejemplares de estos olivos milenarios alcanzan los dos mil años, por lo que han visto transcurrir civilizaciones antiguas y nuevos a su alrededor. Un patrimonio natural único que dotan al paisaje de historia, economía, y belleza, por lo cual su conservación y cuidado resultan imprescindibles para evitar su pérdida.

El aceite AOVE (Aceite de oliva virgen extra) que producen estos árboles es uno de los zumos de aceituna más reconocidos del mundo, extraído mediante procesos de elaboración tradicional heredados de sus antepasados. Una producción centrada en Periana, una bella localidad que concentra el 90% de la producción ecológica de aceituna verdial de toda la comarca. Se trata de una variedad autóctona con características organolépticas únicas, que ha recibido numerosos premios internacionales.

Ejemplar único en la Ruta de los Olivos Milenarios de Periana

Cómo se elabora este preciado oro líquido de Periana

  • El proceso de recogida y producción de tan estimado aceite comienza con más de ochocientas familias que cuidan y miman los trescientos mil olivos centenarios y los ejemplares milenarios que se encuentran en el municipio.
  • Una vez recogida la aceituna sus distintas variedades y calidades se separan para que lleguen a la almazara por separado, donde se almacenan en tolvas distintas.
    El proceso de molturación se realiza diariamente sobre 150 000 kilos, de modo que se evite la fermentación de la aceituna.
  • A continuación se extrae el aceite, un proceso que se realiza a temperatura ambiente para que dicho aceite no pierda ninguna de sus propiedades de color, olor y sabor.
  • Por último, todos los aceites producidos se someten a estrictos controles de calidad, para asegurar un resultado excelente y homogéneo en cada gota. Los análisis químicos, el control de las características organolépticas y las catas de clasificación, contribuyen a producir uno de los AOVES más reconocidos de España.

Otra imagen del olivo milenario conocido como El Caracol

Los olivos milenarios de Periana

El olivo posee hojas perennes y gruesas con un característico color verde oscuro brillante. La flor, blanca y dispuesta en racimos, florece en los meses de abril y mayo. Las aceitunas, que son su fruto, maduran durante el verano hasta diciembre, aunque la recogida se produce en otoño.

Dado que se trata de uno de los árboles más resistentes a agresiones y sequías que se pueden encontrar en la cuenca mediterránea, gozan de una gran longevidad antes de que acabe su vida útil, por lo cual no es difícil encontrar ejemplares aún con frutos que poseen cientos incluso miles de años. Estos matusalenes arbóreos son los que se conocen como olivos milenarios (algunos ejemplares en Palestina alcanzan los cuatro mil años.

Los siglos han retorcido y aclimatado los troncos de estos árboles dotándoles de formas caprichosas . El ahuecamiento generado por el tiempo impide la fluidez de la sabia, produciéndose huecos y hendiduras en incomprensible disposición.

En muchos pueblos de la Axarquía, los vecinos organizan su vida en torno al olivar, fuente de su sustento. A comienzos del otoño, las familias se reúnen para cosechar la aceituna de forma manual y natural, golpeando las ramas y recogiendo, en lonas o plásticos, los frutos que caen.

El olivar es una gran fuente de riqueza para esta comarca. Actualmente se prima sobre todo la calidad, por lo que el cuidado y selección de los frutos se realiza con cuidado y pulcritud, plenamente conscientes de que su jugo será un alimento fundamental en la dieta mediterránea propia de esta región.

Hoy bien sabemos que el aceite de oliva supone un remedio natural adecuado para combatir problemas de corazón, reducir la presión arterial, eliminar dolores de cabeza, aliviar la tos y aminorar problemas digestivos.

La cooperativa San Isidro de Periana produce estos aceites únicos

La principal variedad de aceituna cultivada y recolectada en Periana es la verdial (conocida como Verdial de la Axarquía o Verdial de Vélez Málaga). La Cooperativa San Isidro copa el 90% de la producción de este tipo de aceite de tonos dorados y sabor suave al paladar que encandila desde la primera gota. Recordemos que muchos de las árboles de esta variedad cuentan con cientos de años, llegando incluso muchos ejemplares a superar los mil años.

Desde 2018, la Cooperativa San Isidro produce Aceite Virgen Extra Ecológico, coupage de las variedades Hojiblanca, Picual y Verdial, bajo el control del CAAE (entidad de certificación especializada en Producción Ecológica), certificando que en el cultivo de los olivares sólo se han usado métodos mecánicos y biológicos, sin abonos ni pesticidas químicos, garantizando la ausencia de contaminantes en los productos, la protección de los recursos naturales y la biodiversidad, y el máximo cuidado de la salud humana.

Ruta de los Olivos Milenarios de Periana

Ruta de los olivos milenarios en Periana

La propia cooperativa San Isidro ha desarrollado un programa de visitas en la llamada Ruta de los Olivos Milenarios. Una ruta para recorrer a pie, a caballo o en BTT por caminos rurales a través del “mar de olivos” axáquico, apto para todo tipo de público, con desplazamientos en los que se pueden disfrutar de estos bellos ejemplares milenarios, testigos de siglos de historia y gastronomía de esta comarca.